domingo, 29 de junio de 2008

FIESTAS RIELIGIOSAS Y PÚBLICAS


Las fiestas religiosas y ritos políticos ocupaban un papel importante dentro de la vida cotidiana en la época colonial, ya que durante el año se llevaban acabo más de 90 de éstas, lo que permitía que se potenciara un sistema de creencias, lo cual se creaban sectores donde se podían sentir identificados, y la ideología oficial de la sociedad colonial asentaba su base.

En las fiestas religiosas cada uno de los grupos que conformaban la sociedad colonial cumplía un papel en el espectáculo público, ya sea a través de las ceremonias oficiales, cuya dirección estaba reservada a la elite, o a través del sistema de cofradías, las que identificaban visiblemente a cada uno de los sectores sociales y hacían presente su posición en el conjunto de la sociedad.

Las festividades públicas se caracterizaban por el gran despliegue de elementos escénicos, tales como el paseo público del estandarte real, la creación de escenografías realizadas para la ocasión, procesiones, ceremonias, torneos, banquetes, obras de teatro, corridas de toro, y todo tipo de regocijos populares.

Las fiestas y celebraciones públicas seguían un modelo de la metrópolis española.
Estas fiestas estaban organizadas y financiadas por el cabildo, en las cuales también se destinaba gran parte de su presupuesto. La pobreza del país, acentuada por permanentes catástrofes, guerras y terremotos hizo que las fiestas públicas tuvieran un grado mayor de austeridad, de todas maneras, las permanentes dificultades económicas no fueron obstáculos para seguir organizándolas y financiando este espectáculo festivo.
____________________________________________________
*Osvaldo Duarte
*Valentina Guzmán
*Carolina Muñoz
*Yussara Rodriguez
*Prof. Carolina Guajardo

1 comentario:

Carolina dijo...

Muy bien. Al igual que en las otras entradas, la información está muy completa y clara. Y sigo extrañando las reflexiones personales, ustedes pueden más.